martes, 24 de marzo de 2009

PROYECTO


Mi proyecto es un no proyecto, tal vez porque nunca me planteé hacerme uno. En un principio mi no proyecto empieza como terapia, como cable comunicante con la parte desastrosamente humana que persiste en doler. Una suerte de estabilizador de emociones. En general mi no proyecto se ha transformado en un proceso contemplativo, liberador y absolutamente autocomplaciente, entremezclando la realidad con mi imaginación y mi propia realidad relativa. Será que estoy en constante evolución, pero por supuesto nada demasiado serio. Mi no proyecto no es grave ni pretende ser base para mí actuar futuro, más bien es una ironía, una mueca decepcionante de lo que tal vez pudo ser y no fue. Cuando escribo me aterrizo, me contemplo y me rió de mí mismo, a la vez me rió de los otros, aquellos, los mismos de siempre que como camaleones cambian los ojos, los nombres, pero que actúan igual de miserables. Tal vez escribiendo logre denunciarlos…. Pero que va, ni siquiera esa es mi intención.
Mi escritura es espontánea, surge de la experimentación e investigación no planificada, de la observación del día a día desde una perspectiva múltiple. En definitiva mi no proyecto no existe como plataforma para realizar algo a futuro, más bien ese algo ya existe y evoluciona.

1 comentario:

vinkaly dijo...

Interesante.
Saludos
Vinka de Bligoo